5 de mayo de 2012

Época de la cosecha de piñones de Araucarias Araucanas

La Araucaria Araucana, alcanza su madurez reproductiva entre los 100 y los 300 años de vida. El piñón es la semilla comestible de la Araucaria y los pehuenches son verdaderos maestros en sacarle partido. El proceso de maduración y desarrollo de los conos femeninos fecundados tarda alrededor de año y medio. Entre marzo y abril, sus alargados frutos, se desgranan como lluvia dorada desde las alturas y comienza "la época de la piñoneada".

Las formas de cosechar el piñón difieren según las condiciones del terreno y la edad de los recolectores. Lo habitual es esperar que caigan solos, sino se encargan los choroyes de abrir las piñatas. También se pueden botar con un lazo. Se amarra una piedra o un palo en el extremo y se lanza al árbol tratando de enredar una rama o una cabeza. Se mueven los ganchos y se desgranan las bolsas.

No es fácil subirse a los árboles. Desde hace miles de años los pehuenches son técnicos en esta cosecha. Los más avezados trepan cómodamente por el recto tronco, utilizando como peldaños la rugosa corteza. El recto tronco necesita zapatos especiales para poderlo escalar y como las hojas son puntudas necesitan también guantes especiales. En algunos casos los cosechadores deben subir varias decenas de metros. Allí arriba, con una vara, le pegan a las bolsas para que revienten y suelten sus frutos.

En las Araucarias que todavía tienen poca altura los pehuenches recolectan el fruto de éstas con lazo, con machete, a palos o encaramándose por los troncos para sacudir las ramas cargadas de piñones. Con un coligue suficientemente largo es asimismo posible romper las bolsas de piñones. O afinando la puntería, se puede botarlas lanzándoles un palo a las ramas más bajas. Y las semillas que se escapan, germinan en la próxima primavera para asegurar la existencia de la especie.

La recolección es todo un ritual, es lo que se llama “el piñoneo”. Es una época que coincide con las vacaciones de la mayoría de los chilenos y que para los Pehuenches es la de más intenso trabajo.

En general, a causa de que dan sus frutos cada dos años y sólo las Araucarias hembras, la cosecha de promedio se traduce en que todos los años se puede cosechar sólo un 25% de las Araucarias. La naturaleza se toma su tiempo, pero como el Pehuén productivo nunca les falla, los habitantes de la zona recogen algo para el consumo y la venta.

En un buen año una Araucaria de más de 100 años, en plena producción, puede dar hasta unos 400 kilos de piñones. Pero tampoco hay que engañarse, porque sólo producen las Araucarias hembras. O sea, la mitad de ellas.

A raíz de que los machos no producen piñones y como sólo el 50% de la plantación son hembras, las que producen cada dos años, entonces la producción se reduce a que solo el 25% del total de las Araucarias da fruto todos los años. Esto da un promedio general de alrededor de 100 kilos al año por cada árbol en su plena producción.

"Subindo Araucária".
http://youtu.be/X0eDIyMeKzQ

No hay comentarios:

Publicar un comentario