22 de agosto de 2013

El ámbar producto eterno de las milenarias Araucarias Araucanas

De la vida milenaria y su producto de defensa eterna.

Entrevista realizada al Profesor señor Raúl E. Buholzer Matamala.
Profesor de Matemáticas y Física.
Ex Docente Miembro Directivo de la Universidad de Santiago, Temuco.
y Jefe del Departamento de Ciencias Básicas.

Como sabemos que la especie de las Araucarias Araucanas proviene de la época de los dinosaurios y por otro lado se afirma que curiosamente el ámbar también proviene de antes del choque del meteorito de Yucatán con la Tierra. ¿Qué relación hay entre ambas afirmaciones?

Su pregunta es muy interesante. Como le comenté hace unos días, desde mi juventud tengo el hobby por leer siempre los artículos espectaculares relacionados con las Araucarias Araucanas, sus piñones y precisamente su producto el ámbar. Entonces sobre este tema puedo decirle con cierta seguridad y confianza algunas cosas descubiertas últimamente que ayudan a aclarar su inquietud manifestada con respecto a este tema.

Se le dio el nombre de ámbar a la defensa anti-microbiana que cumple la sabia cristalizada de las Araucarias Araucanas, éstas eran los casi exclusivos árboles predominantes desde 300 millones de años. Lo asombroso es que su producto indirecto, el ámbar, es una joya eterna, que compite lejos con el oro y el diamante y por ser un producto de origen vegetal tiene todavía mucha más importancia que el oro y el diamante. El ámbar no es una simple joya, sino que es el único producto que perdura eternamente, no hay ninguna otra substancia proveniente del Reino Vegetal que dure eternamente como el ámbar.

La Araucaria Araucana logró derrotar a todos los adversarios competitivos del crecimiento de las plantas, se situó en el proceso evolutivo en la última etapa de perfección biológica. Los dinosaurios pudieron exterminar casi todas las plantas, menos a las Araucarias Araucanas.

Entre estos dos interesantes temas puedo afirmar que la Araucaria tiene una asombrosa vida milenaria y el ámbar es una maravillosa defensa eterna, ya que es la resina fosilizada de las Araucarias Araucanas, que también tienen una vida casi eterna.

Chile es el único país del mundo donde existen bosques milenarios de Araucarias Araucanas. Aquí felizmente es posible comprobar, en la actualidad, como estas Araucarias cuando son violentadas de cualquier forma, por ejemplo, temporales que le arrancan algún gancho, entonces expulsan su sabia defensiva cubriendo su herida e incluso atrapando insectos. Éstos quedan perpetuados en la sabia tridimensionalmente. Esto sucede cada vez que soportan un accidente físico y se les presenta alguna herida, por ella fluye pues una defensa a bacterias y a estos insectos mediante la sabia defensiva que este árbol derrama. Esto lo hacían desde la prehistoria estas Araucarias que existían en todos los lugares de la Tierra. Por lo tanto, ellas son las que dieron origen al ámbar que tiene una edad y una duración casi infinita en el tiempo. Esta gelatina defensiva de la Araucaria se mantiene en la herida, posteriormente se cristaliza y se endurece, a tal extremo que su duración se mide en millones de años. En el primer momento inicial de ser todavía gelatina atrapa a los insectos que intentan atacarla y los deja con la misma estructura como si estuviesen vivos y además se pueden ver en sus tres dimensiones. Están como congelados en este líquido ahora cristalizado y convertido en una joya casi totalmente transparente. ¡Esto es el ámbar!

Esta joya semi trasparente dura una cantidad prácticamente infinita de años. Flota en el agua y esto ha permitido que buscando con paciencia y experto conocimiento se encuentre en las arenas de las orillas del mar de casi todo el Planeta. En algunas partes la proporción de ámbar que encuentra una persona trabajando ocho horas al día es mayor, por lo tanto rentable para la persona que trabaje en esta misión. Actualmente hay empresas que han encontrado países donde pueden hacer trabajar a las personas por muy poco dinero, como es el caso de Centroamérica, donde estas empresas son totalmente rentables en esta labor. Esto mismo sucede con el oro, está prácticamente en las arenas de todos los ríos del mundo, sin embargo es sólo rentable buscarlo en algunas de las circas -rocas duras del fondo del río- de estos arenales de los ríos. La obra de mano de algunos países es diez veces menor que en otros países llamados desarrollados y entonces esto explica que sea rentable la búsqueda del ámbar en los países del así llamado tercer mundo (Geoquímica Recreativa de Perelman).

Algunas piezas de ámbar llevan en el interior de este precioso cristal insectos de todo tipo, algunos visibles a simple vista y muchos otros microbios que deben ser vistos con microscopios. La mayor parte de estos seres vivos proceden de épocas del otro mundo, anterior a la hecatombe del meteorito. No sólo los insectos han sido conservados en el ámbar, incluso se ha encontrado una lagartija que al ser bañada por este maravilloso líquido le ha permitido perpetuarla en forma muy intacta. Conocemos por este medio como eran pues, muchos seres vivos en plena época de los dinosaurios, ya que quedaron atrapados y su presencia resguardada por el ámbar durará una Eternidad. ¡Parte de la prehistoria pasa a ser ahora historia! Este hecho es un nuevo regalo científico del ámbar. Ahora las Universidades van a tener muchos miles de piezas de ámbar para observarlas con potentes microscopios y descubrir no sólo sus insectos visibles, sino todo el mundo de variedades de microbios, etc. Estamos penetrando, mediante el ámbar, a conocer una parte de muchas centenas de millones de años. No sólo hay en el interior del ámbar almacenados insectos, sino semillas, restos de vegetales y partes del propio medioambiente que existió en esos lejanos tiempos de la prehistoria.

Por ejemplo, lo más interesante ha sido que hemos logrado saber como eran estos insectos antes del fatídico meteorito de Yucatán, o sea, antes de 65 millones de años atrás. Las Araucarias Araucanas son los únicos árboles que vienen de la época de los dinosaurios, probablemente de 300 millones de años atrás. La información de toda esta época nos la entregan, de una manera asombrosa, la serie de insectos que fueron capturados en todas las partes de la Tierra por esta defensa extraordinaria de las Araucarias. Estamos conociendo entonces en forma muy nítida y clara desde épocas arcaicas la evolución de los tipos de avispas, hormigas, microbios, etc., etc. Como ya dijimos, esta colección de seres vivos cristalizados en los lejanos tiempos junto con el ámbar son un precioso regalo científico entregado por estas lejanas Araucarias Araucanas.

Estas joyas de ámbar flotan felizmente en el agua y entonces se suelen encontrar en las arenas y además flotando en las riveras de los mares y en los lagos que tienen muchos millones de años. Buscar ámbar es casi lo mismo que buscar oro, se lo encuentra siempre, pero en una proporcionalidad de tiempo que normalmente no es un negocio comercial hacerlo. No es para hacerse rico buscar oro ni ámbar, aunque casi siempre sí se los encuentra.

En resumen, entonces cada herida que recibe el tronco de una Araucaria Araucana es cubierta de inmediato por una gruesa capa de sabia, llevando un maravilloso coagulante el que al contacto con el aire cubre esta herida. Esto es el ámbar que permite dejar esta herida cicatrizada a la perpetuidad. Así es el fenomenal proceso evolutivo de la vida de las plantas, que partió hace muchos cientos de millones de años atrás. Y la más antigua de este maravilloso proceso de la vida vegetal se llama Araucaria Araucana.

“El ámbar”

http://youtu.be/0oAbrcmIPjY

Google: Imágenes de ámbar. Avispilla de hace 110 millones de años encontrada en España:  http://X&ei=8u4DUqJOh—zBqDvgJgC&ved=0CDYQsAQ&biw=833&bih=521
.

11 de agosto de 2013

La edad milenaria e indefinida de las Araucarias Araucanas

Entrevista realizada al señor Raúl E. Buholzer Matamala.
Profesor de Matemáticas y Física.
Ex Docente Miembro Directivo de la Universidad de Santiago, Temuco.
y Jefe del Departamento de Ciencias Básicas.

En el Parque Nacional Conguillío de Chile se encuentra la Araucaria Araucana más antigua del mundo, llamada “Araucaria Madre”, dicen que tiene 1.800 años. ¿Le parece a usted don Raúl creíble que este árbol tenga exactamente esa asombrosa edad?

Parece una edad asombrosamente larga, pero no es así. Podemos decir que a lo menos esa sería su edad. Esto es si se comportara como muchas de las plantas de menos de 100 años que agregan un nuevo anillo cada año engrosando su tronco. En este momento no conocemos exactamente si los anillos de las plantas milenarias se forman cada año, o cada 2 años, o cada 4 años, etc. Los 50 metros de altura de este árbol y sus 2,10 metros de diámetro nos hacen pensar que es fantástico desde muchos puntos de vista, que una Araucaria Araucana de estas dimensiones se ponga un anillo cada año. Si así lo hace podrían tener razón porque contando estos anillos que son 1.800 entonces vale el argumento de que tiene 1.800 años de edad. Pero en esta Araucaria no se puede demostrar que realmente cada año haga un anillo, dadas sus tremendas dimensiones. Ella tiene un ciclo diferente para dar sus frutos, no lo hace anualmente, sino cada dos años. Si es así, que cada dos años hace un anillo, entonces estamos hablando de que esta monumental Araucaria, tiene 3.600 años a lo menos.

Voy a contarle algo de historia personal al respecto. Hace unos 65 años atrás el botánico profesor, eminencia en Botánica de Chile, Gilberto Montero, nos enseñaba unos cuadros que él tenía donde se contaban los años mediante un corte transversal que se le hacía a un caído árbol antiguo. Nos explicaba que esto se hacía con la marca que quedaba año tras año en este corte transversal. A las secuoyas se les calculaba en esos años mediante este método, como gran curiosidad, que tenían cerca de mil años. Este se consideraba el límite de longevidad de un árbol. Actualmente este límite de las secuoyas se ha comprobado que algunas sobrepasan los 3.200 años de edad.

Naturalmente que las Araucarias Araucanas fueron los primeros árboles que quedaron en pie y vivas en el centro de Chile, después de la caída del meteorito de Yucatán. Se dice que la de mas edad en el mundo tiene 1.800 años de vida. Si seguimos la historia de las secuoyas probablemente en diez años mas, una vez que se investigue a fondo el tema de las Araucanas Araucanas, que son mucho más resistentes y antiguas que las secuoyas, van a descubrir que siendo una especie más antigua de todo el planeta tienen una vida más larga que las secuoyas, cuya especie ha venido a aparecer mucho después de las Araucarias Araucanas. En Chile se está en pañales para este tipo de estudio, comparado con el minucioso trabajo que hicieron con las secuoyas en Estados Unidos.

Si tomamos en cuenta que estas Araucarias Araucanas milenarias terminan su ciclo reproductivo cada dos años, como ya lo dijimos, tendrían el doble de la edad dada por sus anillos. Esto no significa que la “Araucaria Madre” está próxima a su muerte por vejez. No lo sabemos, ni lo sabremos, dado que los escasos 100 años como máximo de edad que alcanzamos es insignificante al lado de la edad de las Araucarias Araucanas. No podemos pretender ver envejecerse a una Araucaria Araucana. En nuestra actual década un congreso de médicos negó para el ser humano la muerte por vejez, se muere siempre por enfermedades, hasta un común envejecimiento celular es considerado una enfermedad. Por esta razón es absurdo hablar de cuando una Araucaria Araucana va a morir por vejez.

Como es sabido los vegetales vivos absorben el carbono 12 que lleva incluido el carbono 14 radioactivo decadente. Cuando se cortan, por supuesto, ya no absorben carbono y el carbono 14 empieza a “morir” lentamente, esto es lo que se llama carbono 14 decadente y sirve para medir exactamente desde cuando se cortó una planta. Por medio de la exacta radiación decadente del carbono 14 absorbido por una planta se puede dar una fecha exacta para todos aquellos vegetales, o los que se alimentes de ellos, como ser animales, o el propio hombre y de todos los seres que hayan vivido en esas épocas históricas. En resumen esa pequeña porción de radiación decadente es la clave para decir exactamente cuando murió un animal o dejó de absorber el carbono un árbol, por lejano que sea el tiempo transcurrido.

El otro tema, querer saber cuántos años vivió y vivirá un árbol no se hace desgraciadamente mediante la radiación decadente del carbono 14, ni de ninguna otra radiación. La vida milenaria de algunos árboles está sujeta a los accidentes del medio ambiente. Hay diez mil cosas, probabilidades que hacen limitar su edad. Por ejemplo, si hay una roca al lado de sus raíces, no pueden seguir creciendo y mueren. Los rayos son el enemigo número uno que limita la vida de las Araucarias Araucanas. Son descargas eléctricas de las nubes de la atmósfera que se efectúan por su intermedio y las destruye, ya que en los bosques las Araucarias Araucanas sobresalen del resto de los árboles que las rodean. En sus miles de años es toda una suerte que se salven algunas de esta catástrofe mortal para ellas. El segundo limitante de la edad son los vientos huracanados, los que precisamente atacan su parte superior, que es como un enorme paraguas. Estos son factores físicos que determinan cuantos años duran de promedio. Por ahora es aún indefinida la edad, la afirmación de que murieron porque estaban muy viejas, es indudablemente una falsa afirmación. Lo claro es que no hay realmente una fecha exacta de envejecimiento, lo único real son los accidentes físicos. En la mayoría de los árboles al ver que se secan los cortan. Por el contrario, no se ve que las Araucarias Araucanas se sequen y que después las corten, las cortaban verdes y eso es un crimen.

Las razones sobran para afirmar sin ninguna duda que la Araucaria Araucana proviene de épocas muy anteriores a la catástrofe originada por el meteorito hace 65 millones de años y su especie se salvó solamente en Chile. Lo más probable es que sean de una duración individual de muchos más de los 1.800 años que está viviendo la “Araucaria Madre”. Es casi seguro que su edad sobrepasa a la de las secuoyas. Por el momento quedan vivas solamente algunas de estas más antiguas, pero no se puede afirmar que quiere decir que estén en su vejez, pues se desconoce el largo total de su vida, ya que los rayos son implacables con ellas. En un milenio caen también en un bosque cordillerano miles de rayos destructores, los que no caen al asar, sino que eligen a las más altas para descargarse. En consecuencia la Araucaria Araucana es, pues, la especie de árbol más antigua.

Sólo podemos afirmar que una Araucaria tiene a lo menos la edad dada por sus anillos, pero no es una hipótesis desechable que los anillos que tiene una Araucaria se formen cada 2, cada 3 o incluso cada 4 años. Las Araucarias tienen una edad imposible, por ahora, de ponerle límites. Si decimos 20.000 años, esto a lo mejor lo desmienten estudios posteriores. Su genética, probablemente, nos va a poder predecir en el futuro si este árbol tiene una vida limitada o una vida perpetua en el tiempo. Quizás, no se puede determinar algo definitivo por ahora.

No hay desgraciadamente ningún instrumento que diga exactamente que edad tiene una planta viva. Hay que mirarla con el microscopio solamente cuando se hace un corte transversal. Para determinar la edad, se puede hacer aproximadamente con una planta que se haya muerto y se le pueda ver el número de anillos. Pero estos anillos se hacen cada vez más finos y a las plantas de miles de años no es posible a simple observación calcular la edad, sino que hay que hacerlo con un microscopio super potente, pues sus anillos son cada vez más y más finos. Cualquier hipótesis para saber la edad que se haya aplicado a plantas de una edad de pocas décadas, no se puede aplicar para una planta como es esta Araucaria Araucana que puede llegar a tener muchos miles de años. No se puede aplicar a una Araucaria el barrenito de extracción de material desde su centro a la periferia para contar los anillos, ese trabajo de super relojería no existe en la realidad, nada mas que en la teoría. Desgraciadamente entonces solo se puede determinar su edad por los anillos finísimos con los que se va engrosando la planta cada año.

Lo más probable es que en el caso de las Araucarias Araucanas estos anillos no se producen cada año, sino cada dos años, ya que cada dos años se reactivan y dan fruto. Por ahora se determina la edad solamente de esta manera en las Araucarias y esta que se dice que tiene 1.800 años si se acepta esta hipótesis debiera tener 3.600 años. La edad es pues, una edad dada por una hipótesis y no es confiable en el 100% para árboles de las dimensiones de las grandes Araucarias. Las Araucarias que caen y se les hace un corte transversal muy finito, mediante un microscopio se puede determinar el número de anillos que se han ido formando, pero eso que se aplica para las plantas pequeñas, de que cada año se forma un anillo, no es un procedimiento viable para estos enormes gigantes. Se puede asegurar solamente que a lo menos por el número de anillos esta “Araucaria Madre” del Parque Nacional Conguillío tendría, comparado con las otras que se conocen, 1.800 anillos, pero la conclusión que tiene solamente 1.800 años es solamente una hipótesis. Lo seguro es que a lo menos tiene 1.800 años, pero muy probablemente atribuir esos anillos a cada 2 o 3 años no es una fantasía, ya que sus frutos necesitan incluso 2 años para producirse. Así que podemos asegurar hipotéticamente que esta planta que tiene 1.800 anillos, tiene el doble o el triple de esa edad, a lo menos. Algo parecido ha sucedido con ese árbol que está en las costas de Norteamérica, la secuoya, que ahora se está afirmando que tiene varios miles de años más que los que se habían calculado al comienzo. Por lo que usted ha sostenido acertadamente, la Araucaria tiene aún una multitud de otros secretos por descubrir.

La Araucaria Araucana por haber sido el único árbol sobreviviente a la catástrofe de Yucatán debe tener todas las propiedades que tienen otros árboles, multiplicadas por dos o por tres. O sea, fue una super planta que se impuso a los destructivos dinosaurios durante más de 300 millones de años y nuestra época actual de flora y fauna se mide en poquísimos cientos de miles de años, o algunos millones de años. Ahí está la médula del asunto, el pensar que esta planta no sólo da el fruto o semilla más contundente de todo el planeta, el piñón. Los Pehuenches tenían razón, con adorar como una diosa a la Araucaria Araucana. Ellos vivieron dependientes de esta semilla maravillosa por muchos miles de años. Se defendían incluso ante las epidemias que traían los invasores españoles, tuberculosis, etc., etc. Es verdad que actualmente los mapuches sufren de estas epidemias traídas por estos invasores, pero es que ahora una mínima parte de ellos se alimenta de piñones, porque los sucesores de los invasores también siguieron derribando hasta el año 1990 de estos árboles sagrados.

Hoy estamos defendiendo a este árbol admirable con escasos recursos económicos para esta gran tarea. La felicito por este empeño que tiene usted de hacer conciencia para que se plieguen a esta campaña muchos miles más de personas. Hay que salvar a la Araucaria Araucana que en su niñez y juventud es un hermoso adorno de los jardines y, además, si usted planta más de una Araucaria Araucana va a tener un recuerdo perpetuo para las generaciones posteriores de su familia. Sus nietos, bisnietos y tataranietos se lo agradecerán.

Ir al mundo de las Araucarias Araucanas es como internarse en el mundo del “Más Allá”, el más allá del fatídico meteorito de Yucatán, no es internarse en el mundo de la botánica tradicional, es otro mundo, es un mundo lleno de sorpresas. La edad de las Araucarias es a lo menos el doble de lo que acusan sus anillos, la “Araucaria Madre” que se dice que tiene 1.800 años, tiene 3.600. Están cubiertas por una capa gruesa de un super corcho que se engruesa por una finísima capa año a año, la que la defiende de sus tres enemigos mas destructivos: la protege del calor, la aísla del frío y no deja anidar, por ejemplo, a los pájaros carpinteros. Lo más importante para
la investigación de la edad es esta gruesa
capa que la recubre, ya que sus numerosísimos anillos ya no están año a año, o cada dos años mostrándose en el tronco, así que aquí van quedando sin ser tomados en cuenta para la edad. Si se toman en cuenta estos ultra mini-anillos entonces la “Araucaria Madre” no tiene una edad de 1.800 años, sino que seguramente de unos 18.000 años. Esto no es de extrañar, ni atenta contra los estudios científicos tradicionales porque la Araucaria Araucana es, frente a estos estudios, un caso que viene del “Mas Allá”, más allá de lo que ahora está en vigencia.

Alejandro Gaete "ARAUCARIA INMORTAL" HD 1080
http://youtu.be/IY4lyUuV9cg
.

1 de agosto de 2013

El Imperio de Los Pehuenches construyó en la Isla de Pascua los Moais

Entrevista realizada al Profesor señor Raúl E. Buholzer Matamala.
Profesor de Matemáticas y Física.
Ex Docente Miembro Directivo de la Universidad de Santiago, Temuco.
y Jefe del Departamento de Ciencias Básicas.

¿Cree usted don Raúl que los Pehuenches tuvieron una vida transitoria o son más importantes?

Indudable, pues los Pehuenches viajaron a lugares muy lejanos de la zona de donde se descubrió su asentamiento y lograron formar una especie de imperio muy pacífico donde no asesinaron a ningún otro ser humano.

Actualmente se ignora exactamente el lugar de la Tierra donde aparecieron los primeros homo sapiens. Debió ser una zona, sin depredadores con agua dulce y con una fácil alimentación durante milenios, ya que aproximadamente en solamente 30 generaciones se tiene el transcurso de un milenio. Este lugar es lo más probable encontrarlo en lo que ya está escrito desde hace varios años en: http://historiasderaul.blogspot.de/2007/07/el-lugar-donde-apareci-el-primer-homo.html

El lugar donde vivieron los habitantes mas antiguos de toda América se encuentra en Chile en la zona centro sur contigua a la ciudad de Puerto Montt, se llama asentamiento de Monte Verde. Este asentamiento tiene una edad de más de trece mil años. En el mismo asentamiento se han encontrado bajo otros 16 metros de tierra, objetos de 33 mil años. Sus habitantes se alimentaron de piñones y por esta razón se conocen como los Pehuenches (Pehuén=piñón; che=gente; gente de los piñones). Los Pehuenches desde hace miles de años se extendieron desde Monte Verde hacia el sur llegando al Estrecho de Magallanes, donde se encontraron en los últimos años 9 osamentas datando 9000 años de antigüedad. Para el norte se extendieron hasta México y hacia el oeste llegaron hasta la Isla de Pascua. Todas las demás poblaciones de Latinoamérica, llamadas primitivas, se derivaron del primer Imperio Latinoamericano de los Pehuenches. Por lo tanto, los Pehuenches dieron origen a todas las grandes construcciones que ya se han descubierto en México y Centroamérica. Los pueblos de las diferentes regiones recibieron posteriormente distintas nominaciones, como ser mapuches, incas, mayas, etc.

La prueba histórica-científica de ello está claramente establecido en que el asentamiento más antiguo es el de los Pehuenches de Monte Verde, más de 13.000 años (con utensilios de 33.000 años a la fecha, medidos con el carbono 14). Estas son razones científicas que confirman todo lo anterior sobre los primeros habitantes de Latinoamérica. Los Pehuenches se extendieron pues por muchos rincones del Océano Pacífico y por casi todo el Continente Americano. Lo de Monte Verde es una desafiante prueba científica de nuestro pasado histórico. Sólo se podrá afirmar que hubo otros habitantes anteriores en Latinoamérica y asegurar que no fueron los Pehuenches los primeros solamente cuando se encuentre un asentamiento más antiguo que el de Monte Verde de Puerto Montt.

Se puede afirmar casi sin reservas que los Pehuenches llegaron a establecerse también en la isla que queda frente a Chile, Isla de Pascua, con sus enigmáticos Moais, que tienen una antigüedad probada de a lo menos 15.000 años. Edad probadas con el procedimiento empleado para casi todas las culturas por la acumulación del polvo cósmico, que va sumergiendo las antiguas ciudades con 4 metros de espesor cada 7.500 años. ¡Los Moais tienen 8 metros bajo esta tierra celestial, o sea, 15.000 años de antigüedad para estas cerca de 1000 monumentales estatuas! Asombroso que los actuales Pehuenches chilenos, o mapuches, tengan “Moais” de madera y con mucho parecido a los de Isla de Pascua. Estos Pehuenches, ahora conocidos en su mayoría como mapuches, tienen en su religión adoptadas estas figuras tridimensionales de madera con un sombrero redondo en la cabeza, igual que los de Isla de Pascua. Una buena parte de los araucanos prefieren todavía seguirse llamando Pehuenches, porque los españoles los llamaron en su idioma dominante araucanos y otro grupo comenzó a llamarse por desconocidas circunstancias mapuches (mapu=tierra, che=gente; gente de la tierra). Durante milenios los Pehuenches, siendo los únicos seres racionales, extendieron la presencia del ser humano, a lo menos, por toda América.

Es conocido que los Pehuenches se alimentaban fundamentalmente de los piñones, fruto de las Araucarias Araucanas. Al comienzo, por cientos de años, eran casi dependientes de este colosal árbol milenario, posteriormente se alimentaron de los tubérculos llamados papas y de los frutos de una pequeña planta que crecía en grandes cantidades en todas las praderas del centro-sur de Chile, llamadas frutillas. Estos son los tres frutos milenarios de esta zona central de Chile. Las semillas de las Araucarias las repartían sembrándolas los choroyes y las semillitas de las frutillas las repartían en sus excrementos los otros pajaritos. Mientras que las papas las comenzaron a cultivar los Pehuenches, las que fueron llevadas a Europa por los españoles en el siglo XVI. Las actuales frutillas (fragancia chilensis) llevadas también por los franceses a finales del siglo XVIII. Las manipularon genéticamente y son ahora unas frutillas más grandes, con menos fragancia y conocidas en el mundo entero.

Lo que está muy claro es que desde los primeros seres humanos hasta nuestra época, conquistando el cosmos, las maravillas del cerebro humano siguen siendo las mismas. El cerebro es fantásticamente maravilloso y no es evolucionable. Pitágoras pensaba que su inteligencia era igual que la que tienen
los pueblos primitivos y nosotros pensamos actualmente igual que Pitágoras, estando en el año 2013. El homo sapiens nació como una anomalía del volumen de su cerebro en la evolución física de una de las familias de los monos. Esta anomalía craneana llevaba consigo un revolucionario cerebro que podía pensar pudiendo con esto cambiar el curso natural de las leyes hasta ese entonces inalterables. Esto convirtió al hombre en una especie de dios del universo. Ahora último China está haciendo tubos de diez metros de diámetro y lleva ya 400 kilómetros entubando sus ríos. EEUU y otros países tienen una enorme plataforma espacial. Entre las miles de otras cosas, ahora se puede detener hasta el curso de los amenazantes asteroides que nos amenazaban con una nueva destrucción total de todo lo vivo en la superficie de la Tierra.

“Sitio arqueológico de Monte Verde, comuna de Puerto Montt. Declarado Monumento Histórico de Chile.”
http://youtu.be/Bx9zq2_NuUw
.